3.01.2013

OpenMediaVault o como tener un NAS fácil y de código abierto

 Hay muchas maneras de tener almacenamiento en nuestra red local, empezando desde un simple compartido, montando un servidor NFS, hasta un NAS. Esta última opción es la más "profesional" si se le quiere catalogar de alguna forma, pero (siempre hay un pero) las opciones en el mercado para este tipo de productos pueden llegar a ser prohibitivas en la mayoría de los casos, sobre todo si hablamos de redes locales para oficinas pequeñas o pequeñas empresas y las soluciones de bajo costo tienen la limitación de que no son expandibles y que disponemos de los servicios que el fabricante decida y que pueden no siempre ajustarse a nuestras necesidades.

¿Qué pasaría si tenemos un equipo modesto y un poco de almacenaje disponible y queremos tener almacenamiento de acceso en red en un ambiente mixto windows/linux?
¿Qué sucede cuando disponemos de un nuevo disco para aumentar el espacio y además requerimos de otro tipo de servicios para ciertos accesos como por ejemplo ftp y ssh?
¿Qué sucede si requerimos de un control estricto de accesos por parte de grupos y usuarios?

Para cubrir esas y muchas necesidades más tenemos OpenMediaVault. Una distribución GNU/Linux basada en Debian que hace posible tener un servidor NAS flexible y seguro en cuestión de minutos. Dispone de una administración avanzada via web, sistema completamente en español y de uso intuitivo.

Con un equipo de características más que modestas como puede ser un procesador 486, 1Gb de ram y 2Gb de espacio en disco, tendremos corriendo con tranquilidad a OMV. Lo importante aquí es por un lado la estabilidad y velocidad de la red y por otro el tipo de discos que usemos. Si es para un ambiente de tráfico normal, donde los usuarios acceden a sus archivos, discos SATA a 5200rpm será suficiente; si en cambio es para mantener bases de datos transaccionales donde el tráfico puede llegar a ser mucho mayor, se puede pensar a discos SSD.

Pero sea cual sea la situación, nosotros siempre tendremos el poder de decidir qué tecnología usar y cómo usarla. Podemos tener carpetas accesibles únicamente por ssh y otras por sftp, tener una partición dedicada a accesos desde clientes windows y otra invisible a todos excepto para el sistema de respaldos, las posiblidades son infinitas.

Otra gran ventaja de contar con un sistema como OpenMediaVault es la flexibilidad de configuración de los discos y particiones, pudiendo tener arreglos RAID de manera dinámica sin afectar la información, así como cambiar tamaños de particiones al vuelo, desmontar discos/particiones o cambiar puntos de montaje directamente desde la administración web.

Así que ya lo saben, si necesitan disponer de un NAS Gnu/Linux no duden en darle una oportunidad a OpenMediaVault.

En un próximo aporte subiré una guía sobre su instalación y confguración para tener espacio compartido con sistemas windows y un par de cosas útiles más. Estén atentos!